Un "seguro para la piel" que produce beneficios

Los datos de las ecografías confirman que las mujeres que toman los comprimidos IMEDEEN para el cuidado de la piel presentan por término medio una densidad de la piel un 30% mayor que las que no lo toman.

Los expertos en el cuidado de la piel de IMEDEEN han reunido datos sobre la densidad de la piel de las consumidoras determinada mediante el Dermascan de IMEDEEN, un aparato de alta resolución para la obtención de imágenes de la piel. Además de mostrar los daños ocultos, la ecografía de la dermis profunda permite medir la densidad real de la piel. El resultado de esta exploración permite registrar de manera objetiva la mejoría conseguida con IMEDEEN para el cuidado interno de la piel y comparar los datos entre las usuarias habituales y las no usuarias. El aumento de la densidad se debe un aumento de la cantidad de colágeno, elastina y elementos retenedores de la humedad en la dermis. El análisis estadístico confirma que las mujeres que toman los comprimidos IMEDEEN para el cuidado de la piel presentan por término medio una densidad de la piel un 30% mayor que las que no lo toman.

La densidad de la piel disminuye con la edad a medida que el estrés, la contaminación y el daño por la radiación ultravioleta debilitan la matriz de sostén de la capa profunda de la dermis. Es aquí donde actúan los comprimidos IMEDEEN para el cuidado de la piel - donde las cremas no pueden llegar – aumentando de manera importante la hidratación y la densidad, lo que da lugar a una disminución de las arrugas, ya sean incipientes o establecidas, y una mejoría del aspecto general de la piel.

 

Una posibilidad sería confiar en unos buenos genes y un modo de vida saludable sin más. Pero complementando la rutina del cuidado de la piel con los comprimidos IMEDEEN se asegura que la piel conservará su aspecto joven durante más tiempo.

  En estas imágenes ecográficas se observa una mejoría de la calidad general de la piel al cabo de tres meses, la cual se hace aún más evidente después de un año tomando IMEDEEN.

  El uso de IMEDEEN dio lugar a un aumento del número de los puntos de color y una distribución más uniforme de los mismos. Estos puntos representan el colágeno, la elastina y los elementos retenedores de la humedad en la dermis.
  La línea negra, que ha aumentado en intensidad y grosor, corresponde a una epidermis más densa y de mayor calidad.